Archivo | INFORMACIÓN DE PUNTOS EXTRAÑOS EN LA CIUDAD RSS feed for this section

INFORMACIÓN DE PUNTOS EXTRAÑOS EN LA CIUDAD

6 Oct

INFORMACIÓN SOBRE APARECIDOS
Casas y palacios encantados, fantasmas, apariciones y leyendas de Sevilla
MARTA FRANCO. 25.09.2008
Ampliar fotoBellas Artes es uno de los edificios que se mencionan en la guía. Dos expertos en fenómenos paranormales publican la primera guía de casas encantadas y apariciones de la ciudad.
Recopilan las 40 leyendas más conocidas.
CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SEVILLA
Sevilla es todo un misterio
Alejandro Luque
Creer o no creer, ésa es la cuestión. Pero para decidirse, hay que saber. Eso han pensado José Manuel García y Jordi Fernández, dos jóvenes pero experimentados investigadores de fenómenos paranormales que mañana presentarán una Guía secreta de Sevilla (La Máquina China) en tres volúmenes. El primero está dedicado a casas encantadas y apariciones.
“Llevamos tela de tiempo investigando, pero fue un día, volviendo de Aljarafe TV, cuando surgió la idea de escribir la Guía”, recuerda García. “Empezamos con doce casas encantadas y al final teníamos unas 40”. Lo que terminó de animarles fue la certeza de que nunca se había publicado un trabajo de estas características, que ha salido con un prólogo de Jesús Callejo, del programa La rosa de los vientos. “La gente en Sevilla es muy sevillana, le gustan las cosas de la ciudad, pero nosotros queríamos hablar de cosas que no vengan en las guías al uso. Antecedentes como la Guía de la Sevilla oculta de Antonio Burgos o el libro Los misterios de Sevilla tienen poco que ver con el misterio”.
El método de trabajo habitual de estos investigadores, colaboradores habituales de revistas como Año Cero, Enigmas, Más Allá o AOL, es bien sencillo: “El mejor sitio para investigar son los bares, los mentideros de la ciudad. Empiezas a tirar del hilo y no paras de sacar historias”, aseguran. “Sevilla tiene una cara B sombría, oculta, secreta, que a la gente le fascina. Se trata, como en las historias de campamento que todos hemos vivido, de pasarlo bien pasándolo mal”, agregan.
Y aunque deberían estar curados de espanto, tanto José Manuel como Jordi coinciden en que hasta el más curtido de los parapsicólogos no puede jactarse nunca de haberlo visto todo: “Cuando investigas un caso, sales con un subidón de adrenalina que no es normal. Pero luego hay también una tarea de documentación que no es menos apasionante, y es la que abarca enigmas históricos, la tauromaquia, la catedral, personajes desconocidos… ¿Y qué decir de las reliquias? Sevilla tiene uno de los relicarios más completos de Europa, y está en San Luis de los Franceses casi muerto de risa”.
Ni ghostbusters ni tristanbakers, José Manuel García y Jordi Fernández se consideran “siemples cronistas de testimonios, con una cartera de 40 o 50 casos al cabo del año, aunque en la mayoría de los casos llegamos tarde. Tan sólo somos los voceros del misterio”, afirman.
Suelen trabajar de oficio o a petición de la gente que teme tener en casa o cerca de sí algún fenómeno inquietante. Eso sí, poniéndose realistas, admiten que hay muchísimas falsas alarmas, fruto de la aprensión de la gente. “Un 98 por ciento de los avisos que recibimos son alertas exageradas. Algunos tienen un componente paranormal y algo también que las personas agrandan. Hay quien ve un programa de misterio, una peli de miedo, y la traspone inmediatamente a su propia casa”, añade José Manuel García.
Uno y otro, aunque lógicamente ocupados con sus respectivos trabajos, dedican la totalidad de su tiempo libre a su pasión por lo desconocido. Además de las mencionadas colaboraciones en la prensa especializada, tienen un programa en Localia Televisión, colaboran con Canal Sur en el espacio El Varadero, están con Ginés y Paco Mesa en Viva Sevilla, participan también en CRN y dirigen sus propios programas de radio –Voces del misterio, en Radio Betis– y televisión –Crónicas del misterio, en Aljarafe TV. Una agenda que, como se ve, no es fácil de compaginar con la vida familiar. “Más de una vez hemos tenido que llevarnos a nuestras mujeres a alguna investigación, porque si no lo hiciéramos, ni nos vemos”, dicen.
Más casos. Por el momento, son ya tres los tomos terminados y entregados a la imprenta, que irán apareciendo a lo largo del presente otoño. E incluso barajan ya la posibilidad de ampliar el proyecto a una cuarta entrega: “Hay temas como la Inquisición, la brujería o los cementerios que están llenos de historias, pero también, por ejemplo, la pista de los nazis que pertenecieron a la red de sabotaje Sevilla-Huelva que se hicieron pasar por otras personas. Ahí podríamos llevarnos algunas sorpresas”, adelantan.
Asimismo, hay todo un repertorio de temas románticos, los que se refieren a “gnomos, duendes, hadas y hombres polilla, toda esa criptozoología fantástica sorprendente” que también acabará ocupando su espacio en la colección.
De lo que no hay duda es que la capital hispalense es una ciudad lo suficientemente rica, también en interrogantes, como para garantizar que tanto José Manuel García como Jordi Fernández no se queden nunca en paro. “Sevilla da para mucho, siempre habrá nuevos casos”, aseguran a dúo. “Otro día hablamos de los vikingos, que estuvieron aquí, de los templarios, de los huesos de Colón…”, apostillan.

En el corazón del barrio de La Macarena (Sevilla), se han producido una serie de hechos y acontecimientos de naturaleza inexplicada.
En el solar en obras, que en otros tiempos pertenecía al conjunto Convento-Hospicio de San Luis, ocurriA una intensa y demoledora actividad poltergeist.
Los primeros en notar que algo extraño ocurría en el solar fueron los perros que al principio habitaban guardando la obra, estos se quedaban en actitud defensiva mirando fijamente un punto y terriblemente agresivos, como si estuvieran viendo algo o alguien que acechara…
Poco tiempo después comenzaron a manifestarse todo tipo de fenómenos anormales: “Fue increíble, las herramientas se movían solas e incluso la máquina se accionaba y apagaba sola, el ambiente era muy extraño y estaba muy cargado y todos los compañeros y yo mismo notábamos una extraña presencia en la obra, como si nos siguieran, miraran o acompañaran, era algo aterrador, una sensación muy extraña e incómoda…” nos comentaba M.G.S. (Miguel González Sánchez). “Estando en la obra antes de comenzar la jornada nos dimos cuenta de que todas las herramientas estaban apiladas formando una especie de montañita. Pensamos, la primera vez, que se trataba de una broma o una gamberrada pero ocurría todas las noches y los de seguridad ni se enteraban, algo raro estaba pasando allá y nadie sabía nada aunque todos pensábamos que era algo fantasmal pero ,por miedo, nadie se atrevía a decirlo… el pensarlo o recordarlo me pone los pelos de punta, allí yo no vuelvo…” R.D. (Rafael ).
“Llegamos a meter todas las herramientas en un arcón metálico, atarlo con cadenas y cerrarlo bajo llave y candado colgándolo del gancho de la pluma (grúa) a unos quince metros de altura… Allí era imposible que ningún gamberro hiciera nada y mucho menos que los de seguridad no se dieran cuenta ni oyeran nada… ,a la mañana siguiente las herramientas aparecieron amontonadas nuevamente donde siempre… Al día siguiente se hizo lo mismo y nuevamente apareció todo igual, las herramientas en el mismo lugar amontonadas y el cofre totalmente cerrado a quince metros de altura… aquello parecía increíble, una broma de mal gusto, pero aquello nos estaba sucediendo, era real y nos ocurría a nosotros, algo estaba “jugando” con nosotros…” M.R.L. (Manuel Rodríguez) .
Era un hecho que en lugar de la obra habían ocurrido hechos inexplicables y con una clara fenomenología poltergeist, pero las sorpresas no habían hecho más que comenzar…
En el lugar durante las excavaciones de infraestructura de la obra aparecieron restos y vasijas romanas, algunas de ellas con piezas humanas en su interior, muchos de estos restos fueron expoliados por aquellos que creían que podían sacar un ingreso extra de la venta de estos restos arqueológicos…
EL MILLA DE ORO
Milla de Oro
Pero el punto más activo de la ciudad en fenómenos extraños está en el triángulo Facultad de Bellas Artes-restaurante Viandas y antiguo Teatro Álvarez Quintero.
«Le llaman La Milla de Oro. En la última planta del bar está el fantasma de El Coronel que dicen que se ahorcó allí arriba. Y Bellas Artes es un edificio encantado. Hemos grabado psicofonías y llantos de mujer, gritos de bebés, alguien diciendo Iros de aquí…».
En el teatro, hoy Fundación El Monte, los vigilantes «oían pisadas y vieron al espectro de una mujer vagando por los pasillos». Y así hasta un total de 40 casos, aterradoras leyendas de lugares tan conocidos como el Parlamento, el hotel Alfonso XIII o el callejón de la Inquisición.
Hotel Alfonso XIII.
Se cuenta que en la penúltima planta hay un «huésped». Algunos clientes contaron haber visto a alguien vestido de frac mirándole desde los pies de la cama. Algunos clientes del Alfonso XIII contaron haber visto a alguien de frac mirándoles a los pies de la cama

San Luis. Si hay un solar maldito ése es el de la calle San Luis, justo al lado de la Iglesia de Los Franceses. «La historia dice que es un sitio maldito. Fue una necrópolis romana. Aparecieron cuerpos metidos en tinajas. Luego fue un hospicio de niños. A partir de ahí, hubo muchos suicidios de gente que decía haber visto formas luminosas, a niños por las ventanas dando saltos tan altos que tocaban el techo… Se volvían locos y se mataban», cuenta José Manuel. «El parking que se está haciendo allí ahora seguro que traerá cola».
CAT. Su sede está encantada: «hay una cripta abajo donde se escuchan pasos, gente llamando, susurros…».

¿Sabía que en El Prado había un cementerio y que en el Real de la Feria hubo un quemadero de la Inquisición? ¿Conoce el misterio del Huerto del francés o el crimen de las estanqueras?
Sevilla tiene una cara oculta, misteriosa y terrorífica. Ésta es la que destapan José Manuel García Bautista y Jordi Fernández, en el libro Casas encantadas y apariciones, primer tomo de la trilogía Guía Secreta de Sevilla.
«Hay guías de todo, menos de sus casas-fantasma y lugares malditos. Teníamos recopilados un montón de casos. Dan para hacer varios libros», cuenta José Manuel, que fue colaborador de Iker Jiménez en su espacio Milenio 3.
En esta primera guía callejera propone un recorrido fantasmagórico por barrios y edificios emblemáticos, una ruta para los más valientes.
Gracias al plano detallado que incluye, el lector podrá dedicar uno o varios días para ir de punto a punto.
Algunos clientes del Alfonso XIII contaron haber visto a alguien de frac mirándoles a los pies de la cama«Podemos empezar por el antiguo Equipo Quirúrgico. Dicen que en los pasillos de Urgencias se veía el fantasma de una señora que murió allí». Algo más allá, está la Diputación. «Cuando era cuartel militar pasaban cosas raras, se oían llantos y lamentos de niños en el patio, las fotocopiadoras iban solas, igual que el ascensor

Anuncios