Archivo | LEYENDA DE LA BELLA SUSONA RSS feed for this section

LEYENDA DE LA BELLA SUSONA

7 Oct

La Bella Susona

Esta historia sucedio en Sevilla por el siglo XIV. Por entonces los judios sufrieron una persecucion que motivo que la Autoridad Reallos protegiese, no sin ello evitar ser presa de innumerables vejaciones. Debido a esto,en algunos judios desperto un rencor que habia a convertirse en afan de venganza.Uno de esos judios fue Diego Suson, un importante judio en la sociedad sevillana, que buscaba la manera de revelarse contra el orden impuesto. Asi empezaron a celebrarse en su casa reuniones secretas para llevar a cabo la que seria la gran sublevacion judia en España.
Este judio tenia una hija de extraordinaria belleza a la que por esta se la conocia en toda sevilla como ” la fermosa fembra”. Y ella engreida por tal fama, llego a hacerse ilusiones de alcanzar un alto puesto en la sociedad. A espaldas de su padre se dejaba cortejar por un caballero cristiano de uno de los mas ilustres linajes de Sevilla.

La bella Susona se veia a escondidas con el caballero y pronto paso a ser su amante
Cierto dia cuando Susona estaba en su habitacion esperando a que su amante llegase, mientras que el resto de su familia la daban por dormida, escucho la reunion en su casa de los judios conjurados. Estaban ultimando los planes de la sublevacion. En ella escucho que entre sus planes estaba el matar a todo caballero cristiano y a la gente principal de la ciudad.
Al escuchar esto, Susona entendio que su amante seria uno de los primeros en ser asesinado, al ser uno de los principales caballeros de la sociedad hispalense.
Una vez terminada la reunion Susona huyo a ver a su amado, y alli le conto lo que habia oido en la reunion de su casa. Inmediatamente el caballero acudio a casa del Asistente de la Ciudad para indicarle la informacion que le habia pasado Susona.
Tras esto, el Asistente mando apresar a los conspiradores que pasados unos dias terminaron condenados a muerte en la horca, en uno de los muchos lugares de Sevilla que han sido escenarios de ejecuciones publicas.
El mismo dia de la ejecucion Susona , atormentada por los remordimientos, puesto que la culpa de la muerte de su padre era suya, acudio a la Catedral pidiendo confesion. El Arcipestre la bautizo y le dio la absolucion aconsejandole que se retirase a hacer penitencia en un convento.
Asi lo hizo y alli permanecio varios años hasta que sintio su espiritu tranquilo.
Cuando murio Susona, al abrir su testamento encontraron una clausula que decia: ” Y para que sirva de ejemplo a las jovenes y en testimonio de mi desdicha mando que cuando haya muerto, separen mi cabeza de mi cuerpo, y la pongan sujeta en un clavo sobre la puerta de mi casa y quede alli para siempre jamas”
Este mandato fue cumplido, y alli quedo la cabeza de Susona hasta mediados del siglo XVII. Esta casa esta en el barrio de Santa Cruz de Sevilla y dio nombre a la calle en la que se encuentra. En un primer momento, y hasta el siglo XIX se llamaba calle Muerte, en contraposicion a la calle Vida, con la que en un tramo discurre paralela. Tras el siglo XIX y hasta nuestro dias este nombre fue cambiado se llama Susona.
Aunque os pueda parecer mentira esta historia es real, ir al barrio de Santa Cruz, en una de las calles que salen de la Plaza de Doña Elvira, esta la calle llamada Susona.

Pero, no solo eso, tambien en una casa, existe un azulejo que recuerda donde vivia y tambien recuerda el deseo de la señora…
Este es el azulejo, a falta de la cabeza:

Anuncios