Archivo | TÚNELES RSS feed for this section

TÚNELES,PASADIZOS OCULTOS DE SEVILLA

27 Nov

El enigma de los subterráneos de Sevilla

Torre del Oro

En el patrimonio histórico de la capital andaluza, hay muchas alusiones a las numerosas

historias,referentes a la tela de araña (subterráneos) que por debajo de las calles de esta

Ciudad existen.

Alcázar

Se dice que la Torre del Oro se comunica con Triana por debajo del río y con el Alcázar,

y que las distintas cárceles de la Inquisición,se comunicaban con el Tribunal del Santo

Oficio.

La fuente más fidedigna para hacer un estudio pormenorizado, son los documentos y archivos,

y en menor parte, algunos autores fiables.

Empecemos primero por los túneles romanos,olvidados durante siglos,lejos de todo interés,

estos túneles,no tienen nada de especial,son meras cloacas.los romanos siempre cuidaron

mucho de la parte sanitaria.

Calle Abades

Estas historias, el autor Álvarez Benavente en su obra “Explicación al plano de Sevilla”

Cuenta que en siglo XIX,durante un carnaval,una esclava se escapo por uno de estos

pasadizos, levantando una loza. Este pasadizo, es el que posteriormente pudo investigarse,

cuando se estaban realizando obras en la calle Abades en 1970.

Calle Argote de Molina

Otro subterraneo de la misma época,es la de la calle Argote de Molina, donde hoy está el

Restaurante don Raimundo. a este callejón, se le llamó durante los siglos XVI y XVII, el

Callejón de las Brujas.

Calle García de Vinuesa

En la época musulmana,se habla de galerías que van desde la Catedral,hasta la calle García

de Vinuesa, la cual puede ser desdesagües de la antigua Mezquita.

Calle Feria

En la calle Feria,existió una galería o mina entre los siglos XIV y XV.Por allí circulaba

un arroyo con caudal suficiente para mover una rueda de molino. efecto,hizo pensar a

algunos historiadores,que ese molino existió.Teoría que hoy día ha quedado totalmente

refutada. Una historia parecida, es la de la calle San Eloy.

Barrio de Santa Cruz,antígua Judería.

Se ha dicho también,que existió un pasadizo en el Barrio de Santa Cruz, que salía fuera de

las murallas, pero es algo poco probable,de otra forma,los judíos de la época de la

historia de la Susona, se habrían escapado.

Sin embargo,precisamente en un subterráneo,se encontró a Nuestra Señora del Subterráneo,

(valga la redundancia en nombres,precisamente por el lugar del encuentro,viene el nombre

de la Señora) que se descubrió en la construcción de la torre de la Iglesia de San Nicolás.

Según algunos,esta imagen pudo ser la que trajo el Arzobispo san Leandro en época Visigoda

Calle Torneo

Por debajo de torneo, también hay otro pasadizo,o en el barrio Humeros.Para documentarnos

en este ámbito,tenemos al cronista Don antonio de Ulloa, sevillano,almirante de la Armada.

Por otra parte también está el cronista don Manuel de la Cruz, siglo XVIII. En el barrio

Humeros,hay también,algunas grutas,donde dice la historia,que unos muchachos encendieron

una hoguera,y murieron axfisiados.

Alcázar II

No cabe duda, de que uno de los simbolos,junto con la Catedral,es el Alcázar.Antiguo

baluarte militar, no es extraño pensar,que se debieron hacer algunos pasadizos,para

ayudar a la fuga en caso de peligro.Era costumbre de fortalezas como esta,de tener salidas

ocultas con acceso a las afueras de la ciudad, de mensajeros u otros enlaces.En efecto tal

pasadizo existió, y se pudo ver cuando hace 30 años, se hicieron reformas en la Antigua

Fábrica de Tabaco, actual Universidad. El pasadizo cruzaba hasta la calle de San Francisco,

dirección sur-oeste. Desgraciadamente,este pasadizo es inaccesible debido a la cimentación

de la Fábrica de Tabaco. Esta galería,puede que sea de época posterior a la musulmana,

quizás de la época de Pedro I El Cruel.Segú leyendas,también existió otro pasadizo,desde

el Alcázar,hasta la torre (ahora hacienda de Doña María sita en el término de Dos

Hermanas,(María de Padilla,esposa secreta de Don Pedro y según el vulgo,amante,nada más.)

El rey pasaba por este pasadizo (que debió de ser grande,para poder pasar con su caballo…)

para hacer sus amorosas visitas a su amada,cuando no estaba ella en el palacio.

Sobre Don Pedro I de Castilla,llamado el Cruel por sus detractores,y el Justiciero por sus

partidarios y la mayoría del pueblo,también vuelan sobre Sevilla grandes

leyendas, tal es la historia de la cabeza de Rey Don Pedro.